Características que diferencian a un Jefe de un Líder

0saves

Características Principales Que Diferencian A Un Jefe De Un Líder

 

caracteristicas que diferencian a un lider de un jefe Para entrar en materia de inmediato, y para poder hablar con toda la propiedad, debemos saber exactamente qué significa cada uno de los términos. Vamos a definir:

            Un Líder es una persona que dirige un movimiento, un equipo o un grupo de cualquier índole. Por otro lado, un Jefe lo definimos como esa persona que tiene poder o autoridad sobre el mismo grupo y utiliza esta autoridad para que las personas hagan un trabajo o algunas actividades por él.

            Si vemos con cuidado, nos podemos encontrar con un par de diferencias bastante claras, pero más allá de esto, existen un montón de otras actitudes que hacen inclinar la balanza un poco más hacia el lado del líder o del jefe.

 

Ya repasaremos esto:

            Lo primero que diferencia a un jefe de un líder, es su percepción sobre la autoridad que tiene sobre las demás personas. El jefe aprovecha la autoridad que su cargo le da, para aprovechar de pedir a sus empleados que hagan lo que a él le plazca; hace valer y usa su posición dentro de la jerarquía de la empresa. Por otro lado, el líder busca cultivar su posición entre su equipo de trabajo o empleados para conseguir la mejor forma de trabajar. Comúnmente escucharemos al jefe diciendo fases como “yo soy el que manda aquí” y al líder, otra totalmente diferente, “yo seré útil en esta otra actividad”.

 

 

 

  • Un líder se gana a sus empleados, la voluntad de trabajar y la simpatía de su equipo son importantes para él. Por otro lado, vemos al jefe imponiendo su criterio utilizando argumentos innecesarios, largos y tediosos; el líder explica y convence a sus empleados, tomando en cuenta lo que ellos piensan respecto de las decisiones que están por tomarse.
  • De las características más importantes que diferencian a un líder de un jefe, es la forma en la que logran que sus empleados trabajen. El líder genera una confianza tal que hace sentir cómodos a cada trabajador con lo que están haciendo; el jefe infunde temor y suele amenazar con diferentes cosas, esto logra que sus empleados pongan buena cara en su presencia para evitar problemas, pero pueden llegar a despotricar y criticar de manera muy dura a sus espaldas.

 

  • La forma en la que cada uno resuelve los problemas también es determinante para saber con qué tipo de persona estamos tratando. Cuando vemos que la persona a cargo de nuestro grupo de trabajo señala a el que ha cometido el error y se dedica a buscar culpables constantemente, nos encontramos frente a un jefe común y corriente. Esta persona posiblemente castigue y reproche a ese culpable y al resto de las personas para que no se repita el mismo acontecimiento. En el caso del líder, los errores se entienden con calma y se usan como aprendizaje para futuro; no busca acusar a nadie, sino solucionar el problema de la manera más eficaz posible.
  • Cuando hablamos de órdenes, las cosas también tienen su lugar en cada lado. El jefe normalmente sabe cómo funcionan todas las cosas y solo ordena a hacer las cosas sin derecho a réplica; por otro lado, el líder busca la manera de enseñar a sus empleados, a su equipo, para que cada uno tenga un poco mas de autonomía y libertad de decisión sobre acciones de bajo impacto. El líder prepara a su equipo para que aprovechen todo el potencial que tienen, el jefe solo organiza la producción y espera que acaten órdenes sin fomentar el crecimiento personal.
  • La organización creativa del líder le permite estimular a su equipo, dar ejemplos, escuchar sugerencias, trabajar espalda con espalda con los integrantes de su equipo, piensa coherentemente, y lo que hace y dice, tiene relación. El jefe, del otro lado de la moneda, distribuye las tareas, ordena las pautas y se queda supervisando que todas las tareas sean cumplidas a tiempo. El jefe obliga a los empleados, el líder transmite ganas de trabajar y progresar.
  • De las frases más utilizadas por los jefes, tenemos “haz esto”, “tienes que terminar el trabajo antes de tal hora”; por otro lado, el líder usa frases más sutiles, como “hagamos esto”, “yo te ayudo a comenzar el trabajo”. Los esquemas cerrados promovidos por el jefe persiguen la estabilidad del trabajo, pero los esquemas abiertos y el constante desarrollo promovidos por el líder, lo ponen en una escala un poco mayor en lo que a calidad de trabajo se refiere.
  • Por último, tenemos la comparación del poder contra la inspiración. Aquí nos encontramos con un jefe que defenderá su puesto de trabajo; su posición de autoridad, con capa y espada. Por otro lado, el líder busca que su equipo se comprometa en la misión constante de superación laboral y personal. El jefe hará lo que esté en sus manos para mantener sus privilegios de autoridad, mientras que el líder le dará significado al trabajo realizado por el equipo.

 

            Al principio es sencillo saber las diferencias entre un jefe y un líder; es tan sencillo como saber que el líder se preocupa por la comodidad de sus empleados, porque ellos mismos cumplan sus metas personales al tiempo que cumplen las metas en conjunto del equipo de trabajo. Pero el jefe solo se ocupa y se preocupa porque se cumpla el trabajo asignado a los empleados sin molestarse en lo más mínimo por los intereses personales de los integrantes del equipo.

Es una cuestión de humanismo.

Si te pareció interesante este artículo compártelo con tus amigos…

Por tu éxito en los Negocios Online

¡MUY IMPORTANTE!

¿Deseas Ser Un Experto En Marketing Por Internet?

Su privacidad está a salvo!
0saves
Si te ha gustado este post, puedes dejar un comentario o subscribing to the RSS feed tener futuros artículos entregados a tu lector de feeds.

No comments yet... Be the first to leave a reply!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

*